jueves, diciembre 7

Proponen fortalecer la prevención del suicidio

Con el objeto de que la Secretaría de Salud y el Instituto de Psiquiatría del Estado, tengan la atribución de implementar estrategias y lineamientos para la prevención del suicidio, el Diputado Román Cota Muñoz, presentó una Iniciativa de reforma a la Ley de Salud Mental de Baja California.
También se busca con esta reforma, según dijo el Congresista local, generar medidas y acciones posteriores para asistir y acompañar a las personas y familia vinculadas a la persona que se privó de la vida.
“El suicidio requiere una gran sensibilización, así como de una atención integral que incluya su prevención, atención y posvención. Debemos hacer frente a esta conducta, dada su problemática y sus consecuencias que además de ser fatales repercuten fuertemente en la familia y en la sociedad en general”, enfatizó.
Mencionó además en su exposición de motivos que, en cuanto a la atención, la mayoría de las personas que cometen suicidio, presentan un trastorno mental diagnosticable, pero no acuden con un profesional en salud mental, por lo cual su detección en el ámbito de salud, educativo o laboral es vital para su atención oportuna.
Para ello -resaltó- se requiere de la elaboración de protocolos, y guías donde se establezca una política pública para el diagnóstico de conductas suicidas, y en su caso su tratamiento, rehabilitación y reincorporación social.
Añadió que, para los casos en que se consume el suicidio, se requiere generar acciones y medidas posteriores, con el fin de asistir y acompañar a las personas, familia o instituciones vinculadas a la persona que se privó de la vida.
Román Cota subrayó que, la intención legislativa propuesta, es acorde a lo establecido en el artículo cuarto de la Constitución Mexicana, el cual en su párrafo cuarto establece que, toda persona tiene derecho a la protección de la salud.
Puntualizó que: “la prevención del suicidio, claro que es posible, para ello debemos sumar esfuerzos desde todos los sectores involucrados, y unirnos en una serie de acciones que comprendan actividades que van desde la provisión de las mejores condiciones posibles para la educación de jóvenes y niños, el tratamiento eficaz de trastornos mentales, capacitación del personal del salud, hasta el control medioambiental de los factores de riesgo, y la difusión apropiada de información, y de sensibilización del problema”.