lunes, abril 15

Por definir cédula de cultivos para el periodo 2022-2023

Representantes de las diferentes dependencias gubernamentales del campo de Baja California, encabezadas por la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, continúan trabajando de manera conjunta, para dar a conocer la Cédula preliminar de Cultivos del año agrícola 2022-2023, programada para el Distrito de Desarrollo Rural 002, Río Colorado –Valle de Mexicali-.

El Ingeniero Juan Manuel Martínez Núñez, representante de la dependencia federal en el Estado, informó que en los próximos días se dará a conocer la Cédula, de acuerdo a lo reportado por el Comité del Permiso Único de siembra (CPUS), que esta integrado por SADER, la Secretaría del Campo y Seguridad Alimentaria (SCSA), la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) y la Sociedad de Responsabilidad Limitad (S. de R.L.) en representación de los Módulos de Riego.

Sin embargo, comentó que las expectativas de siembra para el ciclo agrícola otoño-invierno 2022-2023, contempla el establecimiento de alrededor de 65 mil hectáreas, aproximadamente. De las cuáles, se espera que unas 42 mil hectáreas, sean destinadas para el cultivo del trigo, cifra ligeramente superior a las 40 mil 881 hectáreas sembradas, el ciclo pasado.

El funcionario aclaró, que a pesar del recorte de agua anunciado por la Comisión Internacional del Límites y Agua (CILA), el Valle de Mexicali dispone de los volúmenes de agua suficiente para abastecer la demanda de la superficie esperada, así como buenos suelos, clima, pero sobre todo, agricultores comprometidos con el desarrollo y mejoramiento de sus procesos de producción, por lo que se espera sea un buen ciclo triguero.

Precisó que en materia fitosanitaria, el Distrito cuenta con el estatus de zona libre de carbón parcial del trigo, lo que permite que los productores produzcan semilla de trigo, o ya bien, utilicen a su máximo potencial las nuevas variedades, que en los últimos años ha estado liberando el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), lo que le da la oportunidad de contar con variedades de semillas más resistentes y con las características de calidad que exigen los mercados internacionales.

• Avanza el cultivo algodonero

Por otro lado, el representante de la SADER, declaró que ha concluido el plazo solicitado para la aplicación de los riegos de auxilio del algodonero, plazo que fue convenido a petición de los representantes de las empresas despepitadoras establecidas en el Valle de Mexicali; por lo que sin duda, están en la víspera de iniciar con las labores de la pizca de la fibra.

Hizo hincapié en que está abierta la posibilidad de revisar caso por caso, las parcelas que por causa de fuerza mayor y ajenas a la voluntad de los productores, requieran un riego adicional para salvar la carga del tercio superior y mejorar el rendimiento. Sin embargo, aclaró que lo anterior está totalmente sujeto a la disponibilidad de agua manifestada por cada módulo de riego, pues no sería una medida de carácter general, apuntó.

Lo recomendable, es ya no alargar más el ciclo del cultivo porque se corre el riesgo de incrementar los costos de producción, pues se requieren mayor volumen de agua a un precio más alto, más insecticidas, doble o triple defoliación, se pierde peso y calidad de fibra y, por si fuera poco, se tienen que pagar mayores intereses a las empresas habilitadoras, al extenderse el ciclo, entre otros factores.

Por otra parte, dijo que es de suma importancia que se respeten las fechas de siembra establecidas en el Paquete Tecnológico del cultivo, con el fin de mantener el estatus sanitario con mayor control.

Finalmente, comunicó que en las próximas semanas se realizará la primera sesión ordinaria del Consejo Distrital para el Desarrollo Rural Sustentable 002, Río Colorado y es ahí donde se dará a conocer la nueva Cédula preliminar de Cultivos del año agrícola 2022-2023, con los datos precisos de ambos ciclos agrícolas (otoño-invierno y primavera-verano) y los cultivos perennes, que son aquellos que están sembrados todo el año.