sábado, febrero 24

Hay disponibilidad de pruebas rápidas contra hepatitis c

Ante la importancia de un diagnóstico oportuno de la Hepatitis C, la Jurisdicción de Servicios de Salud Mexicali (JSSM), cuenta con pruebas rápidas para la detección de dicha enfermedad y la posterior referencia de las y los pacientes positivos para su atención inmediata.

La jefa de la JSSM, Laura Andrea López Cruz, informó que según cifras del Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH y el Sida (CENSIDA), se estima que en México alrededor de 532 mil personas (es decir, 4 de cada mil personas) viven con infección del Virus de la Hepatitis C (VHC), de quienes, únicamente el 25 por ciento conoce su diagnóstico, al ser asintomáticos.

Expuso que el VHC causa una inflamación y deterioro progresivo del hígado, que puede ser agudo o crónico por lo que agregó que, “es sumamente importante que toda la población se concientice y acuda a realizarse una prueba rápida de VIH y Hepatitis C, los resultados son completamente confidenciales y pueden ser un factor preponderante para que reciban tratamiento oportuno; hay que destacar que la hepatitis C es curable”, mencionó.

La funcionaria jurisdiccional recordó que algunos de los síntomas de la enfermedad en su fase aguda pueden incluir fiebre, cansancio, inapetencia, náuseas, vómito, dolor abdominal, color oscuro de orina, color claro en heces, dolor articular e ictericia.

Mencionó que algunos factores de riesgo para contraer la enfermedad son recibir transfusiones de sangre y/o hemoderivados sin analizar; el consumo de drogas inyectables y la reutilización del material de inyección; la reutilización o esterilización inadecuada de material médico (jeringas o agujas) y, sobre todo, las prácticas sexuales sin protección o que conlleven contacto con sangre.

Por último, López Cruz invitó a toda la población que se identifique con uno o varios factores de riesgo antes mencionados, a acudir a sus centros de salud más cercanos en búsqueda de información científica, confidencial y confiable sobre las pruebas rápidas y los tratamientos correspondientes para la enfermedad, los cuales son totalmente gratuitos para las personas que no tienen derechohabiencia de servicios de salud.