martes, mayo 21

Dieta balanceada, ejercicio y menos sal para controlar hipertensión

Al asegurar que la hipertensión arterial es un padecimiento que incrementa de manera significativa el riesgo de sufrir cardiopatías, encefalopatías, nefropatías y otras enfermedades graves, la Secretaría de Salud de Baja California, mediante la Jurisdicción de Servicios de Salud Mexicali (JSSM) emite consejos prácticos a la comunidad para evitar o reducir la incidencia de esta.

Al respecto, la jefa de la JSSM, Laura Andrea López Cruz, recordó que se considera que una persona tiene hipertensión arterial, cuando la sangre choca demasiado fuerte contra las paredes de las arterias al circular por el organismo, misma que puede ocasionar los graves padecimientos antes mencionados.

Para establecer el diagnóstico de hipertensión se necesita tomar mediciones durante cierta cantidad de días y tener valores iguales o superiores de 140 mmHg la tensión sistólica e igual o superior a 90 mmHg la diastólica.

Ante ello, la funcionaria jurisdiccional comentó que para disminuir el riesgo de padecer hipertensión, que traerá consigo la prevención de infartos, accidentes cerebrovasculares y daños renales, entre otros problemas de salud, es importante seguir los siguientes consejos:

Reducir la ingesta de sal en los alimentos, en menos de 5 gramos diarios; incrementar la cantidad de frutas y verduras de la dieta diaria; realizar al menos 30 minutos de actividad física, 5 veces a la semana; evitar el consumo de tabaco y reducir el consumo de alcohol; limitarse en la ingesta de alimentos ricos en grasas saturadas, como los fritos y eliminar el consumo de alimentos con grasas trans.

Igualmente, señaló la jefa de la JSSM, es importante que la persona reduzca el estrés en su vida diaria, lleve periódicamente el control de medición de su tensión arterial y acuda a su médico regularmente para revisiones y supervisiones con un especialista.

Argumentó que lamentablemente la mayoría de las personas hipertensas ignoran que lo son, pues la enfermedad no siempre va acompañada de síntomas o signos de alerta, por eso popularmente se conoce como “silenciosa”, de ahí la importancia de estar atentos a revisiones y mediciones de su tensión arterial y de posibles síntomas como dolores de cabeza matutinos, hemorragias nasales, ritmo cardiaco irregular, alteraciones visuales; además de cansancio, náuseas, vómitos, confusión, ansiedad, dolor torácico y temblores musculares.

Por último, López Cruz reiteró el llamado a la ciudadanía a acudir a los centros de salud más cercanos a su domicilio para llevar un adecuado control y medición de la presión arterial, donde además, serán valorados por médicos y un equipo profesional de salud.