viernes, abril 19

Rechaza sector empresarial alza al impuesto sobre nómina

En la propuesta realizada por el Gobierno del Estado para la nueva ley de ingresos 2024 donde se estipula el incremento del 236% al Impuesto Sobre Nomina (de 1.80% a 4.25%), el Presidente de Coparmex Tijuana, Roberto Vega Solís, externó que el sector empresarial rechaza tal incremento bajo los siguientes fundamentos:

1.         El sector productivo ha venido siendo impactado con incrementos en sus costos durante los últimos años. Tan solo en el mismo Impuesto Sobre Nómina Estatal ha venido de un impuesto del 1.80 con un salario mínimo de $89 pesos diarios a hoy un impuesto de 1.80 más la suma de 2 sobretasas (1.20 + 1.25) con un salario diario para 2024 de $374 pesos, en este impuesto estamos hablando de un incremento de más de 10 veces.

2.         Se debe considerar que no solo es un impuesto sobre nómina el que está impactando al sector productivo de Baja California. Debemos sumarle los incrementos relevantes en los salarios, incremento de periodos de vacaciones, sin olvidar el costo que les ha implicado la recuperación de la pandemia y otras contribuciones.

3.         Aun cuando se indique que el impuesto propuesto es igual al impuesto original más las sobretasas, se debe reconocer que no es así. Las sobretasas impuestas deben ser etiquetadas a necesidades y tiempos específicos. Al llevar el impuesto a un incremento generalizado y a la ley hacendaria, esto implicaría perder cualquier posibilidad de eliminación de las sobretasas una vez cumplidas las necesidades para las cuales fueron establecidas.

4.         La sobretasa impuesta en el 2023 establecía que esta no impactaría a las empresas con menos de 50 empleados, hoy el nuevo impuesto propuesto impactaría a todos en general, afectando la base de nuestras MIPYMES bajacalifornianas, aun cuando se haya comentado que se propondría un decreto para exentarlas. NO podemos permitir que quede al criterio de un decreto el impacto a este importante sector de la economía.

5.         El crecimiento del comercio informal es cada vez más evidente, y estas acciones no abonaran a llevar a más ciudadanos a la formalidad, por el contrario, incentiva a la informalidad por el alto costo de ser formales y genera una competencia desleal hacia los comercios establecidos.

6.         La atracción de inversión al estado, estando en plena competencia por ella con otras entidades del país y cuando las empresas evalúan el costo total de hacer negocios en la entidad, debemos de reconocer que hoy no estamos siendo competitivos, y que la generación de nuevos empleos está siendo comprometida, e incluso la perdida de empleos existentes y las decisiones de empresas en crecer en otras entidades en vez de hacerlo en Baja California, ahora siendo el estado con la tasa de impuesto sobre nómina más alta del país.

7.         Adicional al tema ISN debemos también oponernos al incremento de más de un 16% en los derechos de agua para el ejercicio 2024, así como los incrementos al mismo costo de consumo de agua por arriba de la inflación. Otro tema que no abona a la competitividad del estado, además que en los últimos años hemos sido objeto de extorsiones y cobros indebidos, incrementos excesivos que no cesan año con año, sin ver los resultados en la inversión de infraestructura que resuelva la problemática critica que tiene el estado.

8.         Para el sector empresarial es muy importante dotar de infraestructura y aportar al desarrollo social de nuestra entidad, siempre hemos estado comprometidos a trabajar en conjunto y en favor de nuestra comunidad, sin embargo, buscamos:

•          Mayor eficiencia de los recursos que el mismo gobierno administra, es importante una reingeniería interna y volver más eficiente su operación para lograr la inversión que tanto requiere el estado.

•          Transparencia y utilización del recurso en los proyectos de mayor impacto y que abonen al desarrollo del estado.

9.         El proponer la reducción de la participación en recursos para del Fideicomiso Empresarial (FIDEM) del 5% al 1.5% sobre la tasa del impuesto, representa una disminución significativa de recursos en alrededor de 63 millones de pesos para el año 2024. Este cambio afecta de manera importante los proyectos de desarrollo económico que son impulsados por el sector empresarial.

Vega Solís refirió que el impuesto sobre nómina, desde su origen e incrementos, ha sido consensado con el sector productivo.

“Lamentamos que en esta administración no hemos sido tomados en cuenta y por el contrario, se han tomado decisiones unilaterales e impositivas. Solicitamos que el sector empresarial se tome en cuenta y se construyan los diálogos necesarios para que en unidad se busque el desarrollo económico y social de nuestra entidad”, externó el presidente de Coparmex Tijuana, recordando que solamente unidos : gobierno y sector empresarial , se pueden construir grandes cosas.