jueves, junio 13
“Ayuntamiento

La familia es fundamental para la prevención de adicciones

Las familias son fundamentales para la prevención de adicciones en niñas, niños y adolescentes, esto debido a que su contexto influye en los patrones de comportamiento que habrá de desarrollar durante su vida; por ejemplo, si el ambiente familiar normaliza el abuso de sustancias como el alcohol o por el contrario, su núcleo se convierte en un factor protector ante esta situación.

Sobre lo anterior, el director general del Instituto de Psiquiatría del Estado de Baja California (IPEBC) Víctor Salvador Rico Hernández, ejemplificó que cuando el consumo excesivo y casi imprescindible de alcohol se da en el entorno familiar, esto repercute en la tolerancia del consumo entre menores, por lo que el inicio se manifiesta a una temprana edad.

El funcionario indicó que, la niñez y la adolescencia son etapas de vulnerabilidad ante las adicciones, ya que se encuentran en una etapa de crecimiento físico, emocional y psicológico donde el abuso de sustancias puede cortar su proyecto de vida, afectar su salud (a mediano y largo plazo) e impedir que alcancen su máximo desarrollo biopsicoemocional.

Recomendó evitar asociar los momentos familiares festivos con el consumo o abuso de alcohol o sustancias, asimismo evitar el consumo temprano de alcohol en eventos como forma de iniciarlos en dicho hábito, de igual manera es importante que las madres y padres hagan ver a sus hijos e hijas los daños irreparables del consumo en la salud física y mental; además, el ejemplo es importante a la hora de enseñar límites.

Por último, Rico Hernández invitó a las madres, padres de familia y cuidadores a marcar a la Línea 075, para ayuda y orientación especializada para superar el consumo de sustancias, tabaco y alcohol; así como para información sobre crianza positiva para el cuidado de sus hijas e hijos.