sábado, junio 22
“Ayuntamiento

Capacitan a personal del Hospital General de Tijuana contra abusos contra la mujer

El personal que integra el Hospital Materno Infantil de Tijuana recibe capacitación permanente, para garantizar que las usuarias del servicio no sean víctimas de violencia obstétrica y se sigan los protocolos para detectar y denunciar actos de agresión contra las mujeres.

El director de la institución, Héctor Enrique Ochoa Uribe, explicó que la violencia obstétrica se genera cuando se vulneran los derechos de la mujer, causando daño físico o psicológico, por cualquier acción u omisión por parte del personal de salud.

Puede tratarse por la falta de algún servicio o información, dirigirse de manera no adecuada a los usuarios o sus familiares; etiquetar, calificar o juzgar a las pacientes ya sea por su edad, aspecto, procedencia, ideología o por emitir opiniones.

También se observan aspectos médicos, como abuso en la medicación, confidencialidad y privacidad, y en general, se ofrece un trato con perspectiva de género.

Señaló que es de especial interés proporcionar información clara sobre los procedimientos a realizar, los momentos más adecuados para ello y atenderlas cuando lo soliciten.

En cuanto a violencia de género, el personal hospitalario está capacitado para detectar cuando la paciente ha sido agredida física o psicológicamente, dando aviso de inmediato a las autoridades competentes, como lo indica la Norma Oficial Mexicana NOM-007-SSA2-2016: “Cuando se atienda a una mujer embarazada, de manera particular si es adolescente menor a 15 años, realizar la búsqueda intencionada de ejercicio de violencia sexual, familiar o de género. En caso de encontrarse datos sugestivos, proceder conforme a las disposiciones jurídicas aplicables”.

El doctor Ochoa Uribe adelantó que se realizan preparativos para que el Hospital Materno Infantil de Tijuana sea declarado Punto Naranja, es decir, un establecimiento con personal de seguridad capacitado para brindar auxilio a personas que consideren tengan amenazada su seguridad física, en tanto se informa de la situación a las autoridades competentes.

Finalmente, Ochoa Uribe invitó a que algún paciente o familiares que consideren hayan recibido cualquier tipo de violencia por parte del personal médico o administrativo del Hospital Materno Infantil de Tijuana, hagan su denuncia a través de los buzones que se encuentran dentro de las instalaciones del mismo nosocomio, sin olvidar el proporcionar su número de teléfono como contacto para que el Área de Calidad pueda dar seguimiento a su caso.